skip nav
Centro Nacional de Prevención e Información english

Las enfermedades de transmisión sexual hoy (Versión para imprimir)

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) afectan a los hombres y las mujeres de todos los niveles económicos y sociales. Los CDC estiman que 19 millones de nuevos casos de infecciones se presentan cada año y casi la mitad de estos ocurren en personas jóvenes de 15 a 24 años (1).

A pesar de que las ETS están muy difundidas y añaden aproximadamente $14,700 millones a los costos de atención de salud del país cada año (2); la mayoría de las personas en los Estados Unidos permanecen sin conocer el riesgo y las consecuencias de todas las ETS y del VIH, la enfermedad de transmisión sexual más prominente y el virus que causa SIDA.

Las ETS más comunes y los microorganismos que los causan
         Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)
         Chancro
         Clamidia
         Herpes genital/HSV
         Verrugas genitales (VPH)
         Gonorrea
         Sífilis
         Hepatitis virales
         Otras ETS
¿Quiénes se están infectando?
¿Cuáles son algunos de los riesgos para la salud que causan las infecciones por las ETS?
¿Qué está haciéndose?


Las ETS más comunes y los microorganismos que las causan

Muchas personas saben que la más prominente de las ETS es el VIH. Sin embargo, muchas otras ETS afectan a millones de hombres y mujeres cada año. Muchas ETS no presentan síntomas al comienzo, especialmente en las mujeres. Cuando se presentan síntomas, estos pueden confundirse con los de otras enfermedades que no sean de transmisión sexual. Las ETS pueden ser transmitidas de persona a persona aunque no muestren síntomas. Además, los problemas de salud causados por las ETS tienden a ser más graves en las mujeres que en los hombres.

A continuación encuentre las descripciones de varias de las ETS más comunes, como información acerca de la incidencia, síntomas y tratamiento.



Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) por primera vez se notificó en los Estados Unidos en 1981. Es causado por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un virus que destruye la capacidad del cuerpo para luchar contra la infección.

Las personas que tienen el SIDA son muy susceptibles a muchas enfermedades potencialmente mortales llamadas, infecciones oportunistas y a ciertas formas de cáncer. La transmisión del virus principalmente ocurre durante las relaciones sexuales sin protección y al compartir las agujas usadas para inyectar drogas intravenosas.

Aprenda más acerca del SIDA y el VIH.



Chancro blando

Chancro blando El chancro es una infección bacteriana importante causada por Haemophilus ducreyi, que se transmite por contacto sexual y causa úlceras genitales. La enfermedad se encuentra principalmente en los países en vías de desarrollo y del Tercer Mundo.

La infección comienza con la apariencia de llagas abiertas dolorosas en los genitales, a veces acompañada de inflamación y dolor en los ganglios linfáticos en la ingle. Estos síntomas ocurren una semana después de la exposición. Los síntomas en las mujeres son a menudo menos notorios y pueden ser solo dolor al orinar y al defecar y al tener relaciones sexuales, hemorragia rectal o secreciones vaginales. Las lesiones de chancro blando quizá sean difíciles de distinguir de las úlceras causadas por el herpes genital o sífilis. Un médico por consiguiente debe diagnosticar la infección excluyendo otras enfermedades con síntomas similares. El chancro blando es una de las enfermedades que produce úlceras genitales, las cuales pueden asociarse con un mayor riesgo de trasmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el SIDA.

Infórmese más sobre el chancro blando.



Clamidia

Clamidia La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) frecuente, causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, y es la enfermedad de transmisión sexual bacteriana más común en los Estados Unidos.

La infección por clamidia puede ser transmitida durante relaciones sexuales vaginales, orales o anales. Una mujer embarazada puede pasarle la infección a su recién nacido durante el parto y el bebé puede contraer infecciones clamidiales en los ojos y en las vías respiratorias. La infección por clamidia es una de las causas principales de neumonía precoz y conjuntivitis en los recién nacidos.

Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una complicación grave de la infección por clamidia, ha surgido como una causa principal de la infertilidad entre las mujeres en edad fecunda.

Infórmese más sobre la clamidia.



Herpes genital (VHS)

Herpes genital (VHS) El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por los virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) y tipo 2 (VHS-2). La mayoría de los herpes genitales son causados por el tipo VHS-2. La mayoría de los herpes genitales son causados por el tipo VHS-2. La mayoría de las personas infectadas por el VHS-1 o VHS-2 no presentan signos ni síntomas de la infección o presentan síntomas mínimos.

El virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) causa más comúnmente heridas en los labios (conocidas como ampollas febriles), pero puede causar infecciones genitales también. El virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) con mayor frecuencia causa ampollas genitales o en el recto, pero también puede infectar la boca.

Ocasionalmente, las ampollas también aparecen en otras partes del cuerpo dónde la piel que no estaba intacta ha establecido el contacto con el VHS. El virus permanece en ciertas células nerviosas del cuerpo para toda la vida, causando síntomas periódicos en algunas personas.

El VHS-1 y el VHS-2 pueden encontrarse en las llagas causadas por los virus y ser liberados por las mismas, pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no tiene llagas. Por lo general, una persona solo puede infectarse con el VHS-2 durante el contacto sexual con alguien que tiene una infección genital por VHS-2. La transmisión puede darse a partir de una pareja sexual infectada que no tiene una llaga visible y que no sepa que está infectada.

No existe un tratamiento que pueda curar el herpes, pero los medicamentos antivirales pueden acortar y prevenir los brotes durante el tiempo que la persona toma los medicamentos.

Infórmese más sobre el herpes genital.



Verrugas genitales (VPH)

Verrugas genitales (VPH) El virus del papiloma humano genital (también conocido como VPH) es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente. Existen más de 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de los hombres y las mujeres. Estos tipos de VPH también pueden infectar la boca y la garganta (3).

Los tipos del VPH de bajo riesgo causan verrugas genitales, el signo más reconocible de la infección por el VPH genital. Otros tipos de alto riesgo de VPH causan cáncer cervicouterino y otros cánceres genitales.

La mayoría de las personas infectadas por el VPH no presentan síntomas o problemas de salud. En el 90% de los casos, el sistema inmunitario del cuerpo elimina de manera natural la infección por el VPH en un periodo de dos años.

El VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por las relaciones sexuales vaginales y anales. El VPH también se puede transmitir por las relaciones sexuales orales y el contacto entre partes genitales. El VPH se puede transmitir entre parejas heterosexuales y homosexuales, aun cuando la pareja infectada no tenga signos o síntomas.

Las vacunas pueden proteger a hombres y mujeres contra casi todos los tipos comunes de VPH. Estas vacunas se administran en tres inyecciones. Es importante recibir las tres dosis para contar con la mejor protección. Las vacunas son más eficaces si se administran antes de que la persona vaya a tener su primer contacto sexual, cuando podría estar expuesta al VPH.

Infórmese más sobre el VPH.



Gonorrea

Gonorrea La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), causada por la Neisseria gonorrhoeae, una bacteria que puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del aparato reproductor.

Los síntomas más frecuentes de la infección son secreción de la vagina o el pene, dolor o dificultad al orinar. Las complicaciones más comunes y graves ocurren en la mujeres, al igual que en la infección por clamidia; estas complicaciones son enfermedad pélvica inflamatoria (PID), embarazo ectópico e infertilidad.

La gonorrea puede crecer en el cuello uterino (apertura del útero), útero y en las trompas de Falopio (oviductos) en la mujeres y en la uretra (canal urinario) tanto en las mujeres como en los hombres. La bacteria también puede crecer en la boca, la garganta, los ojos y el ano. La gonorrea puede propagarse a la sangre y a las articulaciones. Esta afección puede ser potencialmente mortal. Además, las personas con gonorrea pueden infectarse más fácilmente con el VIH, el virus que causa el SIDA. Las personas infectadas por el VIH que tienen gonorrea pueden transmitir el VIH con mayor facilidad que las personas que no tienen gonorrea. Existen varios antibióticos con los que se puede tratar exitosamente la gonorrea en adolescentes y adultos. Sin embargo, ha estado aumentando el número de cepas de gonorrea resistentes a los medicamentos en muchas partes del mundo, incluidos los Estados Unidos, por lo que el tratamiento de la gonorrea es cada vez más difícil. Para tratar estas nuevas cepas resistentes se deben usar nuevos antibióticos o una combinación de medicamentos.

Infórmese más sobre la gonorrea.



Sífilis

Sífilis La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum. En los últimos años ha aumentado y disminuido drásticamente.

La sífilis se pasa de una persona a otra a través del contacto directo con una úlcera sifilítica; los primeros síntomas de la infección puede que no se detecten porque son muy leves y desaparecen espontáneamente. El síntoma inicial es un chancro; es generalmente una herida o lesión abierta indolora que aparece generalmente en el pene o en la vagina o alrededor de la vagina. También puede ocurrir cerca de la boca, el ano o en las manos. La transmisión de la bacteria ocurre durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Las mujeres embarazadas que tienen esta enfermedad pueden pasársela a los bebés que llevan en el vientre.

Si no se trata, la sífilis puede continuar a etapas más avanzadas, incluida una erupción cutánea transitoria y con el tiempo, puede provocar grave complicaciones y puede afectar posteriormente órganos internos como el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones. La evolución completa de la enfermedad puede tardarse años.

Las úlceras genitales (chancros) producidas por la sífilis hacen que sea más fácil contraer la infección por el VIH y transmitirla por vía sexual. Se calcula que el riesgo de contraer la infección por el VIH es 2 a 5 veces mayor cuando la persona expuesta al virus tiene sífilis.

Las úlceras genitales (chancros) producidas por la sífilis hacen que sea más fácil contraer la infección por el VIH y transmitirla por vía sexual. Se calcula que el riesgo de contraer la infección por el VIH es 2 a 5 veces mayor cuando la persona expuesta al virus tiene sífilis (4).

La sífilis es fácil de curar en sus fases iniciales. Si una persona ha tenido sífilis durante menos de un año, la enfermedad se curará con una sola inyección intramuscular de penicilina, que es un antibiótico, y si ha tenido sífilis por más de un año, necesitará dosis adicionales. Existen otros antibióticos para tratar la sífilis en personas que son alérgicas a la penicilina. La sífilis no puede curarse con remedios caseros ni con medicinas que se venden sin receta médica. El tratamiento matará la bacteria que causa la sífilis y evitará futuras lesiones, pero no remediará las lesiones ya ocasionadas.

Infórmese más sobre la sífilis.



Hepatitis virales

La hepatitis A es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A (VHA). La infección del VHA produce una enfermedad autolimitada que no causa la infección crónica o la enfermedad del hígado crónica. La infección del VHA se transmite principalmente por la ruta oral y fecal, por contacto de persona a persona o mediante el consumo de los alimentos o el agua contaminada. La vacunación contra la hepatitis A es la medida más eficaz para prevenir la infección del VHA y se recomienda para todos los niños de 1 año, ciertos viajeros internacionales y otros en riesgo de la infección del VHA.

La hepatitis B La hepatitis B es una enfermedad grave causada por el virus de la hepatitis B (VHB). La infección del VHB puede causar una enfermedad aguda y avanzar a una infección crónica o de toda la vida, a cirrosis (cicatrización) del hígado, a cáncer hepático, a una insuficiencia hepática y puede hasta causar la muerte. El VHB se transmite a través del contacto percutáneo (perforación de la piel) o con una membrana mucosa con sangre o líquidos corporales infectados. La vacunación contra la hepatitis B es la medida más eficaz para prevenir la infección del VHB y sus consecuencias y se recomienda para todos los niños y otros en riesgo de la infección del VHB.

La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis C (VHC) que a veces resulta en una enfermedad aguda, pero con mayor frecuencia se convierte en infección silenciosa, crónica que puede avanzar a cirrosis (cicatrización), insuficiencia hepática, cáncer hepático y hasta puede causar la muerte. La infección del VHC crónica se presenta en la mayor parte entre las personas infectadas con el VHC, la mayoría de las cuales no saben que están infectados debido a no tienen síntomas. El VHC se transmite por el contacto con la sangre de una persona infectada. No existe una vacuna para la hepatitis C.

La hepatitis D es una enfermedad grave causada por el virus de la hepatitis D (VHD) y sólo ocurre en personas ya infectadas por la hepatitis B, ya que el VHD necesita el virus de la hepatitis B para reproducir. El VHD se transmite a través del contacto percutáneo (perforación de la piel) o con el contacto de una membrana mucosa con sangre infectada.

La hepatitis E es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis E (VHE) que resulta generalmente en una enfermedad autolimitada. La infección del VHE se transmite principalmente por la ruta oral, fecal; generalmente mediante el consumo de agua contaminada. Aunque es rara en los Estados Unidos, la hepatitis E es común en muchas partes del mundo. En la actualidad, no hay una vacuna aprobada para la hepatitis E.

Infórmese más sobre las hepatitis virales.



Otras ETS

Otras enfermedades que pueden ser de transmisión sexual son vaginosis bacteriana, escabiosis, piojos púbicos y enfermedad inflamatoria pélvica.



¿Quiénes se están infectando?

En solo los Estados Unidos, aproximadamente 19 millones de infecciones nuevas de ETS ocurren cada año (1). 1Este cuadro muestra la incidencia y prevalencia de algunas de las ETS más comunes de los años con datos más recientes.

ETS

Incidencia*

Prevalencia†

Clamidia

1,244,180 (5)

Gonorrea

301,174 (5)

Sífilis

13,997 (5)

Hepatitis B (HBV)

38,000 (6)

800,000 a 1,4 millones (6)

Hepatitis C (HCV)

18,000 (6)

2,7-3,9 millones de personas (6)

Virus del papiloma humano (VPH)

6 millones (3)

20 millones (3)

Tricomoniasis

7,4 millones (7)

* Número aproximado de casos nuevos anuales
† Número aproximado de personas infectadas en la actualidad
‡ No se dispone de datos

Diferencias en el riesgo

Las ETS afectan a los hombres y a las mujeres de todas las razas y niveles económicos. Sin embargo, hay disparidades claras.

Las mujeres, en especial las jóvenes y las que pertenecen a grupos minoritarios, están muy afectadas por clamidia y gonorrea. Los datos del 2009 muestran que las mujeres negras jóvenes enfrentan la mayor carga de gonorrea (la tasa entre aquellas de 15 a 19 era de 2,613.8 por 100,000; la tasa entre aquellas de 20 a 24 años era de 2,548.7 por 100,000). Las mujeres jóvenes negras de 15 a 24 son las más afectadas por la clamidia. En el 2009, había un caso de clamidia notificado por cada 10 mujeres negras en ese grupo etario (10,629.7 por 100,000) (5).

El informe de vigilancia de las ETS de los CDC del 2009 encontró disparidades raciales constantes en las tasas de ETS. Los negros representaron el 71% de todos los casos de gonorrea en el 2009, aunque solo representan el 14% de la población de los Estados Unidos. La tasa de sífilis entre los negros fue nueve veces mayor que la de los blancos y la tasa de clamidia fue ocho veces mayor que la tasa de clamidia de los blancos (5). También hay disparidades entre los hispanos con tasas de clamidia tres veces mayores que las de los blancos y las tasas de gonorrea y sífilis son el doble que las de los blancos. Las tasas de gonorrea y clamidia entre los indoamericanos y nativos de Alaska fueron más de cuatro veces más altas que las de los blancos (8).

Desde el 2000, el mayor aumento de casos de sífilis se dio entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH). En el 2009, los HSH representaron casi dos tercios de los casos de sífilis (62%), por encima del 4% en el 2000 (5). Esto presenta un gran preocupación ya que los HSH también están muy afectados por el VIH y la infección por sífilis puede facilitar la transmisión del VIH (1).

Para más información sobre poblaciones en riesgo, visite la sección de Comunidades de este sitio web.



¿Cuáles son algunos de los riesgos para la salud que causan las infecciones por las ETS?

Las ETS pueden causar daños irreparables en los bebés de madres infectadas durante la gestación o el nacimiento, entre estos, ceguera, deformidades óseas, retraso mental e inclusive la muerte.

En las mujeres, las ETS pueden causar enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad, embarazos ectópicos potencialmente mortales y cáncer en el aparato reproductor.



¿Qué está haciéndose?

La prevención, tanto biomédica y conductual, es la mejor esperanza para la reducción o la eliminación de las ETS.

Como organismo principal para la prevención de las ETS en los Estados Unidos, los CDC es el encargado de proporcionar liderazgo nacional mediante la investigación, el desarrollo de políticas y el apoyo de los servicios eficaces para prevenir las ETS (incluida la infección por el VIH) y sus complicaciones como la transmisión progresiva del VIH, la infertilidad, los resultados adversos del embarazo y el cáncer del aparato reproductor. La División para la Prevención de ETS, parte del Centro Nacional para la Prevención del VIH/SIDA, Hepatitis Virales, ETS y Tuberculosis de los CDC, coordina los esfuerzos de prevención de las ETS de los CDC.



1 CDC. Sexually Transmitted Diseases in the United States, 2008: National Surveillance Data for Chlamydia, Gonorrhea, and Syphilis. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2009. [consulta: 18 de marzo de 2010]. Disponible en: http://www.cdc.gov/std/stats08/trends.htm.
2 CDC. Trends in Reportable Sexually Transmitted Diseases in the United States, 2006. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2008. [consulta: 2 de diciembre de 2008]. Disponible en: http://www.cdc.gov/std/stats06/trends2006.htm.
3 CDC. Genital HPV Infection. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2009. [consulta: 19 de marzo de 2010]. Disponible en: http://www.cdc.gov/std/HPV/STDFact-HPV.htm.
4 CDC. Syphilis. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2008. [consulta: 2 de diciembre de 2008]. Disponible en: http://www.cdc.gov/std/syphilis/STDFact-Syphilis.htm.
5 CDC, Trends in Sexually Transmitted Diseases in the United States: 2009 National Data for Gonorrhea, Chlamydia and Syphilis. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2010. [Consulta: 2 de marzo de 2011]. Disponible en: http://www.cdc.gov/std/stats09/trends.htm.
6 CDC. Disease Burden from Viral Hepatitis A, B, and C in the United States. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2010. [Consulta: 2 de marzo de 2011].Disponible en: http://www.cdc.gov/hepatitis/Statistics/index.htm.
7 CDC. Trichomoniasis. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2007. [Consulta: 31 de marzo de 2010].Disponible en: http://www.cdc.gov/std/trichomonas/STDFact-Trichomoniasis.htm.
8 CDC. Sexually Transmitted Disease Surveillance, 2009: STDS in Racial and Ethnic Minorities. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services; 2010. [Consulta: 2 de marzo de 2011]. Disponible en: http://www.cdc.gov/std/stats09/minorities.htm.





Esta página fue actualizada: 16 de octubre de 2012

CDCNPIN.org

Contáctenos
Acerca de nosotros
Ayuda para usar el sitio web de NPIN de los CDC
Aviso sobre el contenido del VIH
Política de privacidad
Políticas y descargos de responsabilidad
Índice del sitio
AIDS Gov Logo and Link CDC Logo and Link